cuidados de un gato

La Guía Definitiva de cuidados de un Gato [Todo lo que debes saber]

Los gatos son animales independientes, pero a su vez muy amorosos. Y siendo honestos, a todos nos enamoran estos amigos felinos.
Si estás buscando los mejores consejos sobre cuidados de un gato y así garantizarle una excelente calidad de vida, esta guía es el lugar ideal para nutrir tus conocimientos y hacer a tu mascota la más feliz de todas.
Te recomendamos hacer uso del siguiente menú para identificar los temas de mayor interés para ti con respecto a los cuidados que debe tener un gato.

Guía de Cuidados de un Gato mostrar

Cuidados de un gato bebé

Para cuidar muy bien de tu gato bebé, debes entender su ciclo de desarrollo desde su primer día hasta su 8va semana – tiempo en que ya podrá resistir más las condiciones del exterior.

Desarrollo de un gato bebé
El gato bebé tendrá sus orejas y ojos cerrados durante su primera semana.
En su segunda semana, comenzará a abrir sus ojos, pero es hasta los 14 días en que los abrirá completamente.
Entre la segunda y tercera semana, el gatito comienza a mostrar movimientos y comenzará a caminar. Es en este momento en que el gatito comenzará a regular su temperatura corporal.
Luego de eso, a la 4ta semana puedes esperar observar los primeros dientes de leche en tus gatos. Lo que les ayudará a comenzar a ingerir alimentos más sólidos.
Finalmente, su desarrollo a partir de la cuarta semana consistirá en aprender a caminar, correr, jugar y a desarrollar mejor sus sentidos.
A las 8 semanas, ya deberás de dejar de alimentarlo con leche.

 

Los cuidados de un gato bebé son extremadamente importantes para que este tenga más oportunidades de sobrevivir.

Ya sea que tenga a su madre o que debas cuidar a un gatito huérfano, tienes que garantizar que el gato bebé esté caliente todo el tiempo.

Si las almohadillas y nariz del gato están heladas, primero calientalo para darle de comer. Nunca alimentes a un gato helado porque causará malestar en su estómago.

A su vez, su alimentación debe tener periodos de 2 horas acompañados de estímulos.

Después de comer, espera 15 minutos para que le des masajes suave en su pancita. Con estos masajes, le estarás ayudando al gatito a hacer sus necesidades.

Los gatos bebés requieren de muchos cuidados por parte de su madre. En caso que ella no esté presente por alguna razón, tú deberás ejercer ese rol.

Cuando los gatitos crezcan más y ya tengan sus dientitos, debes comenzar a introducir nuevo alimento. Hazlo de manera gradual, a su vez que es buena idea mojar un poco el nuevo alimento para suavizarlo.

Otra parte importante del cuidado de un gato bebé es el juego. A medida que crecen, verás que se vuelven más juguetones.

Se recomienda que uses juguetes o que dediques tiempo para jugar con ellos, y que a la vez te asegures de que están en un lugar seguro.

Finalmente, debes visitar a tu veterinario.

Tu gatito necesita ser vitaminado, desparasitado e incluso necesitará ciertas vacunas. El veterinario se encargará de brindarle esos cuidados extras que tu gatito requiere.

Alimentación y nutrición de tu gato

nutricion y alimentacion de un gato cuidados de un gato

Los gatos son animales carnívoros, por lo que a diferencia de los perros que son omnívoros, los gatos necesitan los nutrientes de la carne para su desarrollo correcto.

El metabolismo del gato necesita proteínas, grasas de origen natural, aminoácidos y taurina que provienen de los diferentes tipos de carne, incluyendo el pescado.

Ten en cuenta que una alimentación pobre es uno de los causantes del estreñimiento en gatos. Por ende, pon mucha atención a esta información.

A parte de la alimentación, el gato es muy exigente con lo que come y donde come. Por lo que debes mantener limpio su comedero.

Para alimentar a un gato tendrás dos opciones. Hacerlo con comida preparada o comercial, o alimentarlo con comida casera.

Dentro de la nutrición del gato, quizás notes que a algunos gatos le cuelga su pancita, no te preocupes. Esto es algo muy normal. La bolsa primordial en gatos es común en diferentes razas de gatos, y es algo completamente genetico.

Alimentar a tu gato con comida preparada

En el mercado descubrirás que existen infinidad de alimentos para gatos, todos para una etapa de crecimiento de tu gato distinta.

También encontrarás alimentos creados para gatos que sufren ciertas enfermedades o que necesitan otro tipo de cuidados en su alimentación.

La comida para gatos está diseñada para proporcionar todos los nutrientes para darle los mejores cuidados a tus mascotas.

La comida comercial incluye los nutrientes, proteínas y vitaminas encontradas en las carnes. Pero también incluye nutrientes de origen vegetal.

El pienso para gatos es el más común que encontrará casi en cualquier veterinaria o supermercado. No obstante, existen otros alimentos como los alimentos enlatados para gatos con diferentes sabores y nutrientes.

Alimentar a tu gato con comida casera

Alimentar a tu gato con comida hecha en casa se ha vuelto una mega tendencia. Sin embargo, existen muchísimas dudas con respecto a qué tipo de comida deben consumir tus mascotas.

En esta guía de cuidados para gatos hemos decidido agregar información que será de utilidad para que mantengas feliz a tu minino.

En la naturaleza, los gatos se alimentan de pájaros, ratones, reptiles, pequeños insectos, roedores, entre otros animales. En fin, los gatos mantienen una dieta a base de carne.

Los gatos pueden consumir todo tipo de carnes desde res, pollo e incluso cerdo. No obstante, debes tener cuidado con el pescado.

Nunca le des pescado crudo a tus gatos.

Tampoco debe mantener una dieta rica en pescado, esto porque el pescado contiene elementos que desaceleran el proceso de absorción y uso de la vitamina E y otros nutrientes.

Por otro lado, la alimentación para gatos a base de alimentos crudos es bastante controvertida entre los expertos en el campo. Hay quienes aseguran que darle alimento crudo a tus mascotas es lo más natural; también hay quienes aseguran que es mejor darle carne con cierto nivel de cocción para eliminar bacterias.

De los alimentos a evitar encontrarás que los gatos no deben comer cebollas ni ajos, puesto que estos alimentos les dan anemia.

De la misma manera, no debes alimentar a tu gato con huesos cocidos porque al cocerse estos se astillan y pueden lastimar a tu felino.

Además, los gatos están diseñados para comer huesos crudos pero de animales pequeños como ratones y pájaros
El chocolate es nocivo para la salud de los gatos.

Tampoco deben comer tomates o tener una dieta vegetariana.

Recomendaciones para una buena nutrición de tu gato

Nunca acostumbres a tu gato a un solo tipo de comida. Es decir, lo ideal es que logres que tu gato tenga una dieta balanceada entre comida procesada y comida casera.

Si decides darle de probar algo nuevo a tu gato, hazlo de manera gradual. Así tu felino amigo se irá acostumbrando a los nuevos sabores y no rechazará por completo el nuevo alimento.

Un truco para hacer estas transiciones consisten en mezclar su alimento actual con el nuevo alimento. Poco a poco irás variando la proporción hasta que tu gato se haya acostumbrado a su nueva comida.

Higiene de tu gato

La higiene es uno de los cuidados de un gato más importantes. Los gatos son animales con extrema preocupación por su higienes.

higiene de un gato como cuidar a un gato

Ellos pasan la mayor parte del tiempo limpiándose y acicalándose, pues a ellos les encanta estar limpios.
Para asegurarte que tu gato se sienta cómodo a todo momento, lo ideal es que sigas las siguientes recomendaciones de higiene para gatos.

Bandeja y Arena para Gatos

Los areneros para gatos son, quizás, las piezas más importantes para la buena higiene de un gato.
Es importante que este recipiente siempre esté limpio. Lo recomendable es limpiarlo una vez al día.

Hay arenas que necesitan ser cambiadas a diario y otras que permiten retirar los desechos sin necesidad de cambiar la arena.

Usualmente, los gatos no querrán hacer sus necesidades en cajas de arena sucias. Por ende, es mejor limpiarlas para evitar incidentes.

En los casos en los que tengáis gatos de pelo largo y para evitar encontrar heces pegadas, os recomendamos que les cortéis de vez en cuando los pelos que rodean el ano.

Una caja de arena sucia es una de las causas más comunes de los problemas de defecación en los gatos. Mantener la caja limpia proporciona a su gato un lugar fiable y limpio para usar y puede prevenir los problemas de suciedad en la casa.

Además, las cajas de arena limpias ayudan a evitar que tu gato se abstenga de orinar. La retención urinaria intencionada es un comportamiento bastante común en los gatos a los que no se les ha proporcionado un lugar limpio para hacer sus necesidades.

La mala higiene de las bandejas sanitarias aumenta el riesgo de que su gato desarrolle infecciones del tracto urinario.

La caja de arena debe limpiarse diariamente, eliminando todos los residuos sólidos y sustituyendo cualquier arena saturada de orina. – Si no puedes limpiar la caja con esta frecuencia, lo ideal es que tengas otra.

La caja de arena también debe ser desinfectada regularmente para eliminar los olores, utilizando agua caliente y un detergente.

Hay que tener en cuenta que algunos desinfectantes que enturbian el agua son tóxicos para los gatos.

Si tienes desconfianza, puede utilizar simplemente lejía, que no hará daño a tu gato siempre y cuando enjuagues cuidadosamente la bandeja antes de que tu gato la use.

La ubicación de la caja es importante:

Coloca la caja sanitaria para gatos en un lugar tranquilo y de fácil acceso.

Evita colocar la caja en un lugar concurrido (por ejemplo, un pasillo), cerca de los comederos y bebederos de su gato, cerca de una fuente de ruido, cerca de las ventanas o cerca de donde duerme.

Algunos gatos se niegan a usar la caja si está cerca de alguna de estas áreas.

Número de cajas de arena:

Si tienes un hogar con varios gatos, asegúrate de que cada gato tenga su propia caja de arena, una regla básica es que el número de cajas de arena en un hogar con varios gatos debe ser igual al número de gatos más uno.

Profundidad del lecho en la bandeja:

Los gatos parecen preferir una profundidad de aproximadamente 3 cm en su caja de arena.

arena para gatos higiene de un gato

Tipo de camada:

Los gatos, por instinto – y probablemente debido a su entorno de vida ancestral, el desierto – muestran una preferencia por arenas finas y arenosas.

Lechos perfumados o desodorantes con un olor fuerte pueden ser desagradables para los gatos, aumentando el riesgo de que el gato se niegue a usar la caja de arena.

Piel y Pelaje

Una piel y un pelaje saludables comienzan con una buena nutrición y el control de parásitos, pero un buen aseo también ayuda.

Con un cepillado o peinado regular y tal vez un baño ocasional, tu gato será el felino con mejor pelaje del vecindario.

El cepillado es uno de los cuidados de un gato más importantes. Con esto los gatos de pelo largo y corto podrán eliminar los enredos y nudos y evitarán la aparición de las bolas de pelo.

El cepillado elimina mucho pelo antes de que caiga sobre tus muebles y alfombras, o antes de que sea ingerido por tu gato y se convierta en una bola de pelo.

La atención minuciosa que le prestes al gato también puede significar la detección temprana de bultos, chichones, llagas o parásitos o cambios en la piel o el pelaje que podrían indicar un problema de salud en desarrollo.

Encontrarás muchos cepillos, peines y otros artículos de aseo en la tienda de suministros para mascotas.

Te recomendamos que busques las herramientas adecuadas porque facilitan mucho el trabajo.
Para el pelo largo y grueso, un cepillo de púas funciona bien.

Si tu gato tiene un pelo largo y sedoso, un cepillo de cerdas suaves hará el trabajo. Un cepillo de goma es bueno para eliminar el pelo de los pelajes cortos.

Los peines de metal o con recubrimiento de teflón son útiles para los toques finales, especialmente en los pelajes largos.

Un peine para pulgas, con dientes pequeños y muy espaciados, es útil si sospecha que su gato tiene este tipo de parásitos.

Empieza a cepillarlo por delante, desde la cabeza de tu gato, levantando pequeñas secciones de pelo con el cepillo y cepillándole hacia delante, hacia el frente.

Asegúrate de recoger el pelo a nivel de la piel sin pinchar la piel del gato, para evitar que el pelo de la parte inferior de la piel se enmarañe.

Ahora vuelve a la cola, un lado a la vez. Cepillar el  pelo puede excitar a su gato, así que ve despacio y, si es necesario, cepillalo en pequeñas secciones a la vez hasta que se acostumbre al procedimiento.

Después de cepillar el pelo hacia delante, empezando por la parte trasera, cepilla secciones de pelo hacia atrás en la dirección correcta. Repite en el otro lado.

No olvides su pecho y cola y, cuando tu gato se sienta cómodo con el cepillado, cepilla su vientre. Sigue el cepillado con un peine metálico o recubierto de teflón si lo deseas.

Bolas de Pelo

Las bolas de pelo, formadas por pelo indigesto en el estómago del gato, pueden causar vómitos, estreñimiento y pérdida de apetito.

Los gatos suelen expulsarlas al toser, pero en casos graves, las bolas de pelo deben ser eliminadas quirúrgicamente.

Para prevenir o reducir la incidencia de las bolas de pelo en tu gato, debes acicalarlo regularmente, especialmente cuando tu gato suelta demasiado pelo, y dándole un alimento para gatos que controle las bolas de pelo.

Si el problema es grave o frecuente, visita a tu veterinario.

Champú para gatos

Elige un champú formulado especialmente para gatos.

El pH de nuestra piel es diferente al de un gato, y los champús para humanos secarán la piel y el pelaje de tu gato, dejando la piel susceptible a la irritación y a posibles infecciones.

Usa el champú con moderación. Lee las instrucciones. Algunos champús para mascotas son concentrados y necesitan ser diluidos.

Hay champús especiales disponibles para fines especiales.

Los champús juegan un rol primordial en los cuidados de un gato. Por ende, consideramos muy importante incluir esta sección dentro de esta guía.

Los champús que no se enjuagan, se mojan pero no necesitan ser enjuagados, lo cual puede ser útil para una limpieza rápida.

Los champús para gatos secos pueden ser útiles si no quiere mojar al gato, y algunos son eficaces para tratar la piel naturalmente grasa.

Se dice que el detergente para platos es eficaz para eliminar los productos de petróleo de la piel; se utiliza a menudo para limpiar a las víctimas de los derrames de petróleo.

Sin embargo, podría ser secante, por lo que se debe seguir con un acondicionador humectante.
También hay champús especiales que se dice que ayudan a aliviar las alergias. Sin embargo, tienden a ser costosos, así que tal vez quieras probar primero los champús para gatos comunes.

Aspirar su pelo

No hay manera de evitarlo, incluso el cobertizo de los gatos más diligentemente aseados se llena de pelos.
Eso hace que la aspiradora sea uno de los aparatos más esenciales de la casa y que se use para los cuidados de un gato.

La frecuencia y la profundidad con que aspires los muebles, las alfombras y las cortinas depende de la cantidad de gatos que tengas, de si son de raza de pelo corto o largo y de si las telas de tu casa son “imanes de pelo”.

Si el pelaje es un problema importante, o si alguien en tu casa es alérgico a la caspa de gato, puedes considerar la posibilidad de añadir algunos accesorios especiales al arsenal de accesorios de tu aspiradora.

Filtros de aire.

Los filtros y purificadores de aire pueden ayudar mucho a eliminar la suciedad, el polvo y la caspa del ambiente de tu hogar.

Pueden reducir tanto los olores como los alérgenos y pueden ayudar a que tu hogar tenga un olor más fresco por más tiempo, incluso si tienes varios gatos.

Esterilización de tu gato

Todo dueño de una mascota lo recomendará, puesto que es uno de los cuidados básicos que necesitan los gatos.

esterilizacion de un gato cuidados para un gato

Esterilización de un gato hembra

En el pasado, se ha sugerido que se debería permitir a todas las gatas tener una camada de gatitos.
Sin embargo,

Esto es totalmente innecesario y no beneficia en absoluto a la gata. Por lo tanto, es preferible esterilizar a una gata antes de que alcance la madurez sexual – Aproximadamente a los 6 meses de edad.

Una vez alcanzada la madurez sexual, la gata comenzará a entrar en temporada de apareamiento.
Los ciclos de actividad sexual ocurren típicamente cada dos o tres semanas.

Se pueden utilizar ciertos fármacos para suprimir el ciclo sexual, pero algunos de ellos conllevan un riesgo considerable de efectos secundarios en los gatos y no se recomienda su uso a largo plazo.

Esterilizarla eliminará el comportamiento sexual, la posibilidad de embarazos no planeados y el riesgo de enfermedades asociadas con el tracto genital más adelante.

La operación de esterilización

Consiste en la administración de un anestésico general y la extirpación quirúrgica de los ovarios y el útero a través de una incisión realizada en el flanco o el vientre de la gata.

El pelo del lugar de la incisión deberá ser afeitado antes de la cirugía y tu veterinario te pedirá que no coma la noche anterior a la anestesia.

Por lo general, tu gatita podrá regresar a casa el mismo día y las suturas de la piel se retiran generalmente después de 7 a 10 días.

Castrar a un gato macho

Castrar a un macho es tan importante como castrar a una hembra para prevenir embarazos no deseados.
Además, los gatos machos enteros tienen una fuerte tendencia a vagabundear, a ser agresivos con otros machos, a pelear y a marcar su territorio rociando orina.

El comportamiento agresivo pone a un macho no castrado en un riesgo mucho mayor de contraer enfermedades infecciosas graves como el virus de la inmunodeficiencia felina (el “SIDA” felino) y el virus de la leucemia felina, ambos transmitidos por las mordeduras de otros gatos.

La operación de castración

La castración consiste en la extracción de ambos testículos bajo anestesia general a través de una pequeña incisión en el escroto.

Al igual que en la operación de esterilización, será necesario retener la comida de la noche anterior para minimizar las posibles complicaciones de la anestesia, y el gatito podrá irse a casa el mismo día.
Normalmente, las incisiones en la piel para una castración son tan pequeñas que no se requieren suturas.
Cuidados post-operatorios

Los gatos generalmente se recuperan de la operación de esterilización con notable rapidez.
Pueden estar un poco somnolientos durante unas horas, pero al día siguiente, suelen estar muy animados de nuevo.

Es sensato intentar mantener a tu gatito bastante tranquilo durante uno o dos días para que las heridas internas tengan tiempo de cicatrizar.

Sin embargo, si tu gatito parece inusualmente tranquilo o aburrido, debes ponerte en contacto con tu veterinario. Además, si tu gatito empieza a lamerse o rascarse excesivamente las suturas de la piel, ponte en contacto con el veterinario para que le ponga un apósito o un collar especial para evitar que se dañe la herida.

Es importante recordar que una vez que un gato ha sido esterilizado, hay una mayor tendencia a que tenga sobrepeso.

Por lo tanto, es posible que tengas que ajustar la cantidad de alimento que le proporcionas si tu gato empieza a ganar demasiado peso.

Visitas al veterinario

Todos los gatos deben tener al menos un chequeo veterinario anual, pero algunos requerirán visitas más frecuentes, y es probable que la mayoría necesite al menos una operación durante su vida.

Para muchos gatos, una visita al veterinario es una experiencia estresante. Sin embargo, hay mucho que podemos hacer para reducir este estrés.

Los cuidados de un gato brindados por un veterinario son más que esenciales para brindarle la mejor calidad de vida a tu amigo felino.

visitas al veterinario de tu gato

Nunca evites estas visitas pues son parte de los cuidados de un gato más importantes.

Por naturaleza, los gatos son independientes, territoriales, necesitan controlar su entorno y son sensibles a diferentes olores – todas estas cosas hacen que las visitas al veterinario sean estresantes, tanto para ti como para tu gato.

Gatos adultos

Los gatos adultos deben acudir al veterinario al menos una vez al año para un chequeo, limpiezas dentales y vacunas.

Los gatos esconden bien el dolor y las molestias, por lo que a menudo se necesita el ojo entrenado de un veterinario para ver cuando algo va mal.

Existe un concepto erróneo común de que los gatos de interior no están expuestos a ningún peligro y no necesitan vacunas.

Sin embargo, todos los gatos necesitan vacunas regulares contra la rabia y el moquillo.

En algunos casos, estas vacunas son válidas hasta por tres años. En este caso, tu veterinario puede simplemente comprobar el nivel de inmunidad de tu gato para asegurarse de que está protegido.

Gatos Ancianos

Cuando tu gato alcance aproximadamente los siete años de edad, debes hablar con su veterinario sobre el horario apropiado para el cuidado de un gato anciano.

Entre los siete y los diez años, la mayoría de los gatos necesitan visitas dos veces al año.

Después de los diez años, los gatos suelen ir al veterinario hasta tres veces al año, sobre todo si sufren de obesidad, artritis, problemas hepáticos o renales.

Cambios en estilo de vida

Si el estilo de vida de tu gato está a punto de cambiar de forma significativa, debes consultar al veterinario para asegurarse de que está preparado.

Esto es especialmente importante si tu gato de interior está a punto de tener acceso al exterior.

Hay vacunas adicionales que tu gato necesita si no está dentro todo el tiempo.

Si te vas a mudar con un gato, un chequeo antes de salir te ayudará a distinguir los comportamientos extraños asociados con la mudanza de aquellos que podrían indicar una enfermedad.

Ten en cuenta que tu veterinario es un recurso valioso para todas las transiciones importantes en la vida de tu gato.

Actividad física de tu gato

Los gatos tienen la reputación de ser mascotas de bajo mantenimiento y fácil cuidado.

No necesitan mucho espacio, paseos diarios o acceso al exterior o baños regulares.

Algunos incluso contribuyen a la casa con su destreza en la caza, en caso de que aparezca un desafortunado ratón en el interior.

Debido a que los gatos son mascotas fáciles de mantener, muchas personas asumen que los gatos no necesitan tanta atención como los perros.

Pero como cualquier dueño de gato sabe, eso simplemente no es cierto.

ejercicio para gatos cuidado de los gatos

Los gatos se benefician del juego y la actividad interactiva constante tanto como los perros y las personas.
Jugar con tu gato, o el juego interactivo, es una gran manera de hacer que tu gatito se mueva todos los días. Especialmente si es una mascota de interior, tu gato se beneficiará tanto física como mentalmente, desde que es un gatito hasta sus años dorados.

Mientras que los gatitos y los gatos adultos jóvenes tienden a jugar y entretenerse espontáneamente, los gatos mayores y con sobrepeso pueden necesitar que les ayudes a encontrar su gatito interior.

Especialmente si es una mascota de interior, tu gato se beneficiará tanto física como mentalmente, desde que es un gatito hasta sus años dorados.

Ejercicios que debe realizar un gato

El juego anima a su gato a ser activo, ayuda a mantener un peso corporal saludable y mantiene los músculos tonificados y fuertes.

Las actividades que permiten a tu gato expresar sus instintos naturales de caza también ayudan a mantener su mente alerta y activa. Este tipo de cuidados de un gato debe procurar hacerse diariamente.

Beneficios del ejercicio para los gatos

Alivio del estrés

El estrés y la ansiedad son tan perjudiciales para nuestros amigos felinos como lo son para nosotros.

Los gatos estresados son más propensos a desarrollar problemas de comportamiento, como agresión, rociado de orina o trastornos obsesivo-compulsivos.

Rompe con el aburrimiento

Los gatos son curiosos por naturaleza y necesitan algún tipo de desafío o entretenimiento todos los días.

Si no se les entretiene o desafía, los gatos pueden aburrirse, aletargarse y deprimirse.

El juego interactivo, junto con otros juguetes o entretenimiento mientras están fuera de casa, puede ayudar a evitar el aburrimiento y las travesuras de los gatitos.

Cómo jugar con tu gato.

Uno de los tantos cuidados de un gato incluyen el juego y el ejercicio.

Los gatos necesitan una variedad de juguetes, incluyendo aquellos con los que pueden jugar solos y aquellos que tu utilizas para jugar con ellos.

También querrás proporcionarle artículos para que los explore, como cajas de cartón, bolsas de la compra de papel, papel de embalaje y juguetes que les animen a investigar varios agujeros con sus patas.

Los gatos son cazadores naturales, por lo que tiene sentido que la mejor manera de hacer que tu gato se mueva y juegue es estimular sus instintos depredadores.

Los ratones pequeños, motorizados, controlados a distancia y alimentados por pilas son excelentes para captar la atención de tu gato y luego hacer que aceche, se abalance y persiga.

Los juguetes de plumas, que a menudo se sujetan al extremo de una varita o cuerda, son buenas réplicas de aves para que su amigo felino las aceche e incluso las arrebate desde el aire.

Otro favorito es el puntero láser, que puede imitar un bicho para que tu gato lo cace y lo persiga. Sólo asegúrate de evitar apuntar la luz directamente a los ojos de su gato.

Para esos momentos en los que no está en casa, querrá tener juguetes que tu gato pueda tirar, como ratones pequeños, o swat, como bolas arrugadas y sonajeros.

Los rompecabezas interactivos son juguetes que desafían a los gatos a conseguir golosinas a través de diferentes aberturas pueden mantener a tu gatito entretenido y mentalmente estimulado.

Recuerda introducir ocasionalmente nuevos juguetes, o al menos juguetes alternativos, para evitar que tu gato se aburra.

Y también hay que dejar que atrapen a la “presa” de vez en cuando. Ambas prácticas mantendrán el tiempo de juego interesante para tu gatito.

Protección de tu gato contra pulgas y garrapatas

Las pulgas son parásitos que, como su nombre lo indica, desvían la sangre de los animales desprevenidos.

Las pulgas no tienen alas, pero sus patas traseras tienen la suficiente potencia para poder saltar fácilmente sobre tu gato.

Una vez que se han asentado en el animal que las hospeda, las pulgas se alimentan chupando la sangre de su huésped, dejando como recuerdo mordiscos que pican.

pulgas en gatos como matarlas o evitarlas

Las pulgas también se multiplican rápidamente, poniendo hasta 30 huevos al día, que eventualmente se convierten en más pulgas.

Una vez que tu gato – o cualquier mascota – está infestado, las pulgas se instalan en la alfombra, en los muebles, en otras mascotas e incluso en ti.

Un tratamiento mensual antipulgas para tu mascota, matará las pulgas que puedan haber llegado a tu gato.
El tratamiento también ayuda a repeler las nuevas pulgas de la instalación.

Nunca trates a tu gato con un producto antipulgas hecho para perros; los ingredientes son diferentes y pueden ser fatales para los gatos.

Los collares antipulgas son un tratamiento alternativo, pero ten en cuenta que aunque estos collares matan las pulgas alrededor de la cabeza y el cuello de tu gatito, pueden no ser tan eficaces en las zonas más alejadas.

Vigila el collar antipulgas y quítaselo si parece estar causando un sarpullido o una pérdida de pelo.

El spray o el polvo antipulgas pueden ser efectivos para la protección total. Asegúrate de que el producto que elijas esté hecho específicamente para gatos.

El tratamiento antipulgas para perros puede ser peligroso para los gatos, y el aerosol antipulgas para el hogar debe ser usado en los muebles o la alfombra; es demasiado fuerte para usarlo en los animales.

Para matar las pulgas vivas en tu mascota, baña a tu gato con un champú para pulgas hecho especialmente para gatos.

Ten en cuenta que el champú comienza a funcionar después de que su gato sale del baño. Los cuidados de un gato para los casos de pulgas suelen variar, nuevamente te invitamos a visitar a tu veterinario si tienes más dudas.

Accesorios indispensables para tu gato

Mochila de burbujas para gatos

Salir de la casa es inevitable, pero cuando nuestra mascota sufre de ansiedad por la separación o simplemente no quiere dejarlos por largos períodos, esta podría ser la solución.

Lleva a tu gatito contigo en esta mochila especialmente diseñada, hecha con malla transpirable, interior suave y una semiesfera que permite a tu gato disfrutar del paisaje en sus aventuras juntos.

Caja transportador para gatos:

La caja para gatos es una de las primeras cosas que debes conseguir. Lo más probable es que tengas que poner el gato dentro de este transportador para el viaje de regreso a casa.

El transportador debe ser robusto y seguro, pero también debe ofrecer suficiente ventilación.

Las cajas de cartón pueden causar asfixia, mientras que algunos gatos pueden arañarlas. En general, encontrarás muchas unidades de plástico con una puerta frontal.

No compres uno pequeño, sino uno grande que pueda acomodar al gato cuando sea adulto también.

Lo más probable es que también lo necesite más adelante, especialmente cuando lleves a la mascota al veterinario.

Tazones de comida y agua – Comederos:

La comida y el agua deberían estar esperando a tu gato.

Hay más tipos de comederos en el mercado.

Sin embargo, la cerámica es bastante segura, así como la loza.

Opta por los artículos pesados con fondos pesados. De esta manera, puedes evitar que se vuelque. Si tienes un gatito, asegúrate de que pueda alcanzar el interior.

Limpia los cuencos diariamente y mantenlos lejos de la caja de arena.

A nadie le gusta comer y defecar en el mismo lugar. Los gatos son bastante elegantes y versátiles, por lo que también lo odian. Sólo hay que pensar en dos lugares diferentes.

Caja de arena automática:

Hay muchas cajas de arena. Las más baratas no son automáticas, pero la unidad autolimpiadora se limpia sola.
De esta manera, ya no es necesario hacerlo después de que tu gato defeque. Además, estas cajas automáticas le permiten salir de casa durante todo un día o incluso irse de vacaciones.

No te olvides tampoco de los comederos automáticos o por lo menos déle las llaves a un amigo y pídale que alimente al gato regularmente.

Cama para gatos:

Por último, no te olvides de la cama para gatos.

Te sorprenderá saber que a los gatos les gusta quedarse dormidos en cualquier lugar, desde las camas y las tapas del refrigerador hasta las mesas y cajas de zapatos.

Con todo esto, la cama para gatos se convertirá en el lugar perfecto para la siesta. Debe ser suave y cálida. Asegúrate de que también se coloque en un lugar seguro y cómodo.

Viajar con tu gato

viajar con tu gato

Los gatos no viajan bien; tienden a estresarse mucho. A los gatos les gusta la rutina, les gusta la seguridad de su casa y no les gusta el cambio.

Por eso en esta guía de cuidados de un gato, hemos decidido incluir está sección para ayudarte a viajar con tu amigo felino.

Lo primero es asegurarse de que tu gato esté cómodo, pero a la vez seguro. Pon a tu gato en un gran y resistente transportín en el que pueda pararse, estirarse y darse la vuelta fácilmente.

Cubre el fondo del transportín con algún tipo de acolchado, preferiblemente no algo que se deslice, sino que se quede cubriendo el suelo del transportín.

Asegúrate de que tu gato lleve algún tipo de identificación – un collar o arnés con su nombre, dirección y número de teléfono en algún lugar.

Un microchip es genial, pero eso sólo funciona si alguien encuentra a tu gato y lo lleva a un veterinario o a un refugio de animales como animal abandonado.

No alimentes a tu gato la mañana de su viaje, o mientras estás conduciendo.

Estarán bien sólo comiendo por la tarde durante un día o dos, y esto minimizará el riesgo de que tu gato vomite en su transportín durante el viaje.

Asegúrate de traer contigo los documentos del veterinario que muestren el estado actual de las vacunas de su gato.
Si viajas a través de las fronteras estatales, por ley también necesitas tener un certificado de salud de tu veterinario.

Es poco probable que alguien te pida que lo muestres, pero más vale prevenir que lamentar.

Si tu gato tiene una manta o un juguete favorito, asegúrate de llevarlo contigo en su viaje.

Trae una manta o una cama en la que les guste dormir. Algo que huela y se sienta como en casa para que se sienta más seguro y protegido.

Incluso con preparaciones y precauciones, viajar con un gato puede ser estresante tanto para los humanos como para los felinos.

Sólo hay que saber de antemano que las cosas pueden salir mal. Tu gatito podría llorar todo el tiempo, vomitar o tener un accidente en el baño.

Asegúrate de llevar toallas de papel y productos de limpieza seguros para su mascota para que pueda limpiar rápidamente los desechos.

¿Cómo educar a tu gato?

como educar a tu gato y cuidar a tu gato

Comienza en pequeño

Si estás entusiasmado con el adiestramiento, tal vez quiera entrar de lleno y enseñarle todo a su gato de una sola vez.

Para tener éxito, sin embargo, es mejor idea practicar una lección a la vez. Una vez que tu gato haya dominado cualquier cosa en la que esté trabajando, puede pasar al siguiente ejercicio de entrenamiento.

Por ejemplo, cuando traiga un nuevo gatito a casa, es posible que desee entrena de inmediato.

Una vez que hayas terminado, puedes trabajar en la interacción con otras mascotas, luego en el aseo tranquilo, y así sucesivamente.

No lo limites a una sola área de tu casa

Una vez que tu gato haya aprendido una orden, practica en diferentes áreas de su casa.

Si le presenta un gatito a otras mascotas preexistentes, y sólo los reúne en la sala de estar, puede creer que el otro animal sólo existe en ese espacio.

Esto no es un problema si su otro animal es un pez, pero si su gatito se encuentra con un perro, necesita entender que también se encontrará con él en otras áreas.

Al igual que el entrenamiento de la camada, algunos tipos de entrenamiento pueden requerir el uso de diferentes áreas de su casa.

Si estás entrenando a un gato en casa, a veces es necesario tener más de una caja de arena disponible.

Evitar que rasque la alfombra y los muebles también será una lección más completa, ya que encontrará estos artículos en más de una habitación.

Usa un sistema de recompensas

Las recompensas para reforzar el buen comportamiento son grandes motivadores, especialmente durante el entrenamiento.

Hay dos tipos de recompensas para que tu nuevo amigo peludo se ponga a prueba. Primero, tienes que saber que disfrutarás de cualquier elogio positivo que tengas que compartir.

Habla con una voz amable y optimista y recuérdale lo orgulloso que estás. Di “¡Qué buena niña!” y “¡Buen trabajo!” mientras acaricias o rascas su pelaje para que sepa que estos gestos tienen un buen significado.

Cuidados de un gato mayor de edad

gato senior gato anciano cuidar de un gato anciano

Todos los gatos merecen los mejores cuidados, pero los gatos mayores necesitan una atención especial por sus problemas de salud.

A medida que los gatos envejecen, sus requisitos de salud cambian y necesitan nuestra ayuda para desarrollar hábitos de vida que tengan en cuenta estos cambios.

Uno de los hábitos más importantes que puedes practicar para ayudar a tu gato mayor a mantenerse sano es asegurarte de que no se le permita salir al exterior sin supervisión.

Los gatos que se mantienen exclusivamente en el interior viven más tiempo y de forma más saludable que los gatos que viven al aire libre, según la ASPCA.

Incluso los gatos mayores pueden aprender a ser felices dentro de casa si les proporcionas entornos enriquecidos y les das oportunidades para estar solos.

Un hábito muy importante a desarrollar es la atención veterinaria regular.

Sólo alrededor del 14% de los animales mayores se someten a exámenes de salud regulares, según lo recomendado por sus veterinarios.

Presta atención extra a la dieta de tu gato mayor

Los gatos mayores tienen necesidades dietéticas y de comportamiento únicas. Es más importante que nunca que tu gato tenga un peso saludable para mantener una salud óptima.

Habla con tu veterinario sobre cómo y cuándo hacer la transición de tu gato a un alimento para gatos mayores.
Tu veterinario le ayudará a evaluar el peso óptimo de su gato y puede recomendarle un alimento para gatos mayores que le ayude a mantener, perder o ganar peso.

La digestión de un gato también mejora si se le alimenta con comidas pequeñas y frecuentes durante el día y la noche. Mide el alimento diario de tu gato y distribuyelo en pequeñas porciones.

Sin duda esto es uno de los mejores cuidados de un gato, que necesitas tomar en cuenta durante cada etapa de su vida.

Aumenta el acceso de tu gato al agua

A medida que los gatos envejecen, son propensos al estreñimiento y a las enfermedades renales, especialmente si no se mantienen suficientemente hidratados.

Aumenta la ingesta de agua de tu gato mayor proporcionándole comida enlatada y más opciones de agua potable.

A medida que tu gato envejece, es posible que no pueda saltar a los mostradores o acceder al plato de agua habitual.

Agrega más estaciones de agua en la casa con muchos tazones y/o fuentes de agua para mascotas para atraer a tu gato mayor a beber más.

No descuides la salud dental de tu gato

Las enfermedades dentales son muy comunes en los gatos que envejecen.

Los gatos pueden tener agujeros dolorosos en los dientes, dientes rotos, enfermedad de las encías y tumores bucales que afectan significativamente a su calidad de vida.

Las infecciones en la boca entran en el torrente sanguíneo y pueden afectar lentamente al hígado, los riñones y el corazón.

Por lo tanto, prestar atención a la salud dental de tu gato es esencial para cuidarlo durante sus últimos años.

A menudo, no hay ningún signo claro de enfermedad dental. Los padres de los gatos consideran que la pérdida de peso y un mal pelaje son los vagos signos del envejecimiento, no una indicación de un problema potencial.

No dudes en brindarle los mejores cuidados de un gato a tu amigo felino

Los cuidados de un gato requieren un enorme compromiso que no debe tomarse a la ligera.

No obstante, todo ese trabajo siempre es recompensado gracias al amor que tu gato te proporcionará cada día de su vida.

Ten en cuenta cada uno de los cuidados para gatos que hemos detallado en esta MEGA guía. Aunque sabemos que el contenido es extremadamente grande, cada detalle que es incluido acá te será de mucha ayuda.

5 comentarios en “La Guía Definitiva de cuidados de un Gato [Todo lo que debes saber]”

  1. Pingback: Estreñimiento en Gatos: Síntomas para Detectarlo a Tiempo

  2. Pingback: ¿Cómo bañar a un gato de forma correcta y divertida?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

subir al inicio