Cuidados de un Perro

La Guía Definitiva de cuidados de un perro [Todo lo que debes saber]

Muchas felicidades por tomarte la salud y bienestar de tu mascota muy en serio.

Los cuidados de un perro requieren que le dediques tiempo y mucho amor.

Por ese motivo, hemos decidido crear esta guía completa con todos los mejores cuidados de un perro para mantenerse sano y fuerte. – Y de esa manera, tú también puedas gozar de los mejores momentos con tu mejor amigo por mucho tiempo.

Utiliza el siguiente menú para  ver el contenido de esta guía de la mejor manera:

Guía de Cuidados de un Perro mostrar

¿Cómo usar la guía de cuidados de un perro?

Esta guía te ofrecerá infinidad de consejos para ayudarte con la crianza de tu mejor amigo.

Te invitamos a reflexionar sobre estos cuidados, de esta manera podrás poner en practica los  consejos más básicos e ir avanzando.

Y antes de que comiences en tu lectura, queremos agradecerte por demostrar amor y lealtad hacia tu perro.

Los cuidados de un perro pueden parecer inmensos y, quizás, requieran mucho tiempo y esfuerzo. No obstante, todo vale la pena.

Al final, lo mejor para tu perro es que le brindes mucho amor. Y como recompensa, tu perro te amará durante toda su vida.

Cuidados de un perro cachorro

cuidados de un cachorro

Un perro siempre necesita cuidados específicos sin importar su edad o etapa de su vida en que se encuentre. No obstante, cuando tu perro es aún un cachorro es cuando más te necesita.

El motivo por el que tú debes proporcionar cuidados específicos a tu cachorro es porque este necesita crecer y desarrollarse para la siguiente fase de su crecimiento.

Al principio de su vida, los cachorros necesitan estar con su madre.

Ella, por naturaleza, se encarga de limpiarlos, asicalarlos, y mantener su cuerpo caliente. Además, su mamá también ayuda a que los cachorros establezcan sus funciones fisiológicas básicas.

Es recomendable que los cachorros estén con su madre hasta las 8 o 10 semanas de edad. Después de ahí, ya es posible separar a los cachorros de su mamá.

Primeros cuidados de un perro cachorro

Se recomienda que desde pequeños, los cachorros se acostumbren al contacto con humanos.

Es importante que los acaricies y los manejes para que se acostumbren a los chequeos regulares, y que no tengan problema al estar rodeados con otros seres humanos cuando crezcan.

A parte de acostumbrar a tus cachorros al contacto humano, también debes asegurarte de que sean desparasitados y vacunados.

En el tema de la desparasitación, recuerda que debes cuidar a tus cachorros tanto de parásitos externos como internos – Tales como gusanos intestinales o pulgas. Por ello, te recomendamos visitar a tu veterinario.
En dependencia, tu cachorro puede necesitar las siguientes vacunas:

  • Parvovirus canino
  • Moquillo canino
  • Hepatitis infecciosa canina
  • Virus de la rabia.

Ten en cuenta que es tu veterinario el que debe recomendar las vacunas necesarias para tu cachorro.

Cuidados básicos de alimentación de tu cachorro

Desde recién nacido, los cachorros necesitarán leche materna. Es a partir de la 3ra o 4ta semana en que el cachorro puede comenzar a probar otro tipo de alimentos blandos.

Entre la 6ta y 7ma semana, el cachorro ya será capaz de consumir alimentos más sólidos.

Nota: Te recomendamos que cada vez que le des nuevo alimento a tu cachorro, lo hagas de manera gradual. Comienza con un poco para luego ir aumentando su ración. De esa manera podrás evitar que se enferme.

 

Como parte de los cuidados de un perro en edad temprana, deberás incluir proteínas de alta calidad, alimentos con alto contenido energético y ricos en fibra. Es recomendable que también incluyas alimentos húmedos para que faciliten su ingesta.

Los piensos para cachorro también pueden ser una gran opción en la alimentación de tu perro.

Estos alimentos suelen estar elaborados con pollo – Un alimento que es bastante tolerado por los perros en una temprana edad.

Sin embargo, recomendamos que leas muy bien la etiqueta del pienso y que consultes con tu veterinario sobre las porciones adecuadas que tu amigo necesite.

Nota: Si tienes un cachorro muy pequeño, recomendamos que coloques un reloj debajo de su camita. Esto le ayudará a calmarse porque las agujas del reloj le recordarán a su madre.

2. Alimentación y nutrición de tu perro

Los perros son animales omnívoros, lo que implica que ellos pueden comer carnes y vegetales como fuente de alimentación primaria.

Por esta razón, muchas veces puede resultar difícil escoger la alimentación adecuada para tu perro.
La clave de la nutrición canina es que su alimentación cubre las necesidades específicas del perro.

Y estas necesidades varían en relación directa al tamaño, edad, raza, actividad física, entre otros factores.
A parte de esto, no es fácil elegir el alimento correcto cuando hay docenas o cientos de marcas de alimentos para perros.

En las tiendas y veterinarias, encontrarás alimentos para perros activos, perros de razas grandes o pequeñas, e incluso alimento para perros con problemas de salud específicos.

Ten en cuenta que la alimentación juega un rol muy importante dentro de los cuidados de un perro. Está puede evitar las flatulencias en perros, dolores, mejorar su pelaje y evitar muchas enfermedades.

De una alimentación balanceada depende que tu perro viva por más tiempo y que esté sano. Cuando tu perro está bien alimentado, notarás esto en su pelo, en su aliento, el olor y tamaño de sus heces, y en su estado de ánimo.

Ahora bien, el perro al ser un animal omnívoro, tiene la capacidad de llenar sus requerimientos nutricionales de diferentes fuentes.

No obstante, para introducir el alimento a tu perro, debes tener en cuenta su:

  • Aceptación del alimento por parte de tu perro
  • Resultados del alimento, reflejado en su pelaje, aliento, etc.
  • La correlación entre el precio del alimento y su aporte a la nutrición de tu perro
  • La disponibilidad del alimento

Tips para cuidar la alimentación de tu perro

Respeta las cantidades de comida que le das a tu perro. Evita alimentarlo demasiado porque esto podría generar problemas de obesidad, diabetes, problemas renales y otras molestias.

alimentacion y nutricion de un perro cuidados de un perro

Debes controlar el peso de tu perro.

Pesa a tu perro una vez al mes, de esta manera podrás determinar si ha adelgazado o engordado.

Si sube demasiado de peso, posiblemente le estés dando una gran cantidad de calorías, si adelgazó, debió ser lo contrario.

Observa el apetito de tu perro.

Si tu perro tiene un gran apetito todo el tiempo, es probable que el alimento que le das necesite más proteínas y fibra.

Observa el pelo de tu mascota,

si notas que no está saludable, necesitarás agregar alimentos ricos en ácidos grasos y Omega 3 y 6.

Observa sus heces

Cuando estás proporcionando una buena alimentación a tu perro, notarás que la cantidad de heces que tu perro produce es mucho menor.

Esto significa que tu perro está aprovechando los nutrientes de los alimentos. Por lo contrario, si produce muchas heces, necesitarás cambiar sus alimentos.

Siempre deja agua disponible para tu perro y asegúrate de cambiarla con cierta regularidad.

Nunca alteres la dieta de tu perro de forma repentina.

Uno de los mejores cuidados de un perro, es el poder darle nuevo alimento a tu perro de forma gradual.
Si tu perro padece alguna enfermedad, pídele consejos a tu veterinario sobre los alimentos específicos que necesita.

No le des sobras a tu perro

A pesar que los perros son animales capaces de comer muchos tipos de comida. Es esencial que recuerdes que ellos no están acostumbrados a comer los alimentos y grasas que nosotros consumimos.

También recuerda que nuestros alimentos suelen tener variedad de condimentos, y su preparación es diferente a la que ellos necesitan.
Evita los siguientes alimentos para tu perro:

  • Chocolate
  • Cebolla
  • Ajo
  • Café
  • Alcohol
  • Uvas
  • Entre otros

Otro problema relacionado con darle sobras a tu perro, es que estos añaden calorías innecesarias para tu perro.
A largo plazo, esto solo causa obesidad, presión arterial, problemas ortopédicos, diabetes, entre otros problemas.

Higiene de tu perro

La higiene es uno de los cuidados de un perro más básicos al tenerlo como mascota. Con una buena higiene de tu perro, aumentarás su calidad de vida y evitarás que contraiga innumerables enfermedades.

Una de las principales recomendaciones para mantener una buena higiene de tu perro es crear una rutina de aseo.
Esta rutina incluirá el baño de tu perro, limpieza de ojos, oídos y boca, cepillado de su pelo, cuidado de su piel, corte de uñas, entre otras cosas.

higiene de tu perro

Recomendaciones para bañar a tu perro

Los perros no deben bañarse con la misma frecuencia con la que nos bañamos los seres humanos.

Los expertos afirman que tu perro debe bañarse no más de una vez por semana, y en ocasiones solamente una vez al mes. Ahora bien, antes de bañar a tu perro toma en cuenta su actividad y tipo de vida.

Es decir, que un perro que se sube a tus camas, está en contacto con otros perros, o pasa gran parte de su tiempo fuera de casa, requiere que lo bañes con más frecuencia.

Si tienes un cachorro, se recomienda que le des su primer baño después de los 2 meses de edad.

Nunca uses el mismo jabón o shampoo que tú utilizas para bañarte. Es recomendable que utilices un shampoo para perros, e incluso otros accesorios creados para el baño de tu mascota.

En las tiendas de mascotas, supermercados o veterinarias encontrarás una enorme variedad de productos para tu can.

Existen shampoos para piel sensible, con alguna enfermedad, para perros de pelo largo, perros que sufren de pulgas, entre otros. Si tienes dudas, consulta a tu veterinario o lee muy bien las etiquetas.

Con respecto a la temperatura del agua, trata que esté tibia. La temperatura normal de un perro es de 39 grados celsius; por ende, no utilices agua demasiado fría.

Al bañarlo, evita el contacto con sus ojos y oídos. Muchas personas suelen recomendar colocar algodón en los oídos de su perro para que no entre agua.

Antes de bañar a tu perro,

trata de relajarlo dándole cariño y hablándole. Cuando un perro se baña desde pequeño, todo resultará más sencillo debido a que ya estará acostumbrado al baño. Si tu caso es lo opuesto, ten paciencia relajando a tu can.

Al comenzar a bañarlo,

comienza mojando poco a poco desde su lomo hasta las patas. Moja su cabeza de último.

Aplica el shampoo y masajea. Háblale a tu perro de manera calmada para que se tranquilice.

Luego debes enjuagarlo despacio y dando pequeños masajes en su cuerpo. Al finalizar de enjuagar, secalo con una toalla limpia y cepilla su cabello.

Recomendaciones para cepillar a tu perro

El cepillado es uno de los cuidados de un perro más importantes que debe tener tu amigo canino.

En este proceso, quitarás el exceso de pelo, evitarás que se enrede su pelo (en caso que sea largo), darás masaje a su cuero cabelludo – lo que estimulará el crecimiento de cabello sano y fuerte.

Un buen cepillo es importante, ya que necesitarás cepillar a tu perro al menos una vez al día.
El cepillado de tu mascota es obligatorio. Recuerda que tu perro siempre está activo.

Después de pasear a tu perro o después de un día de actividades, su pelaje seguramente estará muy sucio. Por eso es importante que crees un hábito que ayude a tu amigo a estar siempre limpio.

Recomendaciones para una buena higiene bucal de tu perro

El mal aliento en tu perro es una mala señal que puede relacionarse tanto con una mala alimentación o con alguna afectación en su boca.

Puede que estés pensando que será imposible que cepilles los dientes de tu perro. Por eso, se recomienda que lo acostumbres a la limpieza de sus dientes desde que es un pequeño cachorro.

El cepillado de los dientes de tu perro debe hacerse al menos 2 veces a la semana. Nunca olvides que es uno de los cuidados básicos que requiere un perro como mascota, así que siempre debes estar pendiente.

En el mercado existen gran cantidad de pastas dentales diseñadas para perros de todas las edades, razas y con ciertas enfermedades.

Algunos perros pueden tener reacciones negativas con respecto al uso de ciertas pastas dentales. Algunos tendrán sensibilidad y otros con sangrado de encías o inflamación.

Si esto le ocurre a tu perro, lo adecuado es que compres gel, spray o incluso juguetes diseñados para que los perros no sufran de problemas de sarro u otras enfermedades en sus dientes.

Recomendaciones para cuidar los ojos y oídos de tu perro

Limpiar los ojos de tu perro puede parecer algo muy difícil. Desde acá te recomendamos que no lo hagas durante el baño, sino una vez lo hayas secado.

Las legañas son los problemas más comunes. Por ello, necesitas utilizar gasas humedecidas en suero para eliminarlos.

Siempre utiliza gasas o toallitas húmedas para limpiar a tu perro en esa zona tan delicada.

Con respecto a sus oídos, necesitas revisarlos al menos una vez a la semana – En especial si tu perro tiene las orejas grandes.

Si tu perro tiene orejas más pequeñas, puedes limpiar sus oídos al menos dos veces al mes.

Nunca utilices los palillos. Los doctores nunca te recomendarán que te limpies los oídos con hisopos o palillos. Lo mismo sucede con los oídos de tus perros.

Lo recomendable es que uses pequeños pedacitos de algodón. Puedes enrollar una gasa en tu dedo para ayudarte a limpiar sus oídos.

Otro tip para el cuidado de tu mascota, es que utilices productos elaborados para limpiar los oídos de tu perro. Así evitarás lastimarlo o que adquiera alguna enfermedad.

Recomendaciones para cortar las uñas de tu perro

Para muchas personas, recortar las uñas de sus perros puede resultar una idea loca. Sin embargo, en muchas ocasiones es necesario para mantener una higiene adecuada.

Para muchos perros, esta actividad puede generar mucho estrés por lo que suelen alterarse y no permitir que sus humanos corten sus uñas. Por ese motivo se recomienda que los perros se acostumbren desde pequeños.

En el mercado existen muchos diferentes tipos de cortauñas para perros, no es mala idea que veas las diferentes opciones que pueden facilitarte esta tarea.

Si no estás seguro, pide ayuda a tu veterinario. Así evitarás lastimar a tu perro.

BONUS: Más tips de higiene para tu perro
Para que tu perro y tú estén cómodos, necesita tener lugares establecidos en tu casa.
Un perro necesita un espacio para dormir, comer, jugar y hacer sus necesidades.
La cama de tu perro necesita estar confeccionada con materiales que sean fáciles de lavar y que no acumulen ácaros o polvos, tales como las alfombras.
Al alimentar a tu perro, hazlo lejos de tu cocina. Así no habrá contaminación por pelos, saliva u orina en tus alimentos y los de tu perro.
Lo mismo sucede con el lugar en el que el perro hace sus necesidades. De esta manera, tu perro nunca debe estar en contacto con sus heces ni las de otros perros. Si esto pasa, aumentará el riesgo de enfermarse.

 

Ejercicio físico para perros

Los perros poseen grandes cantidades de energía que necesitan gastar para ser felices.

Por eso, uno de los cuidados de un perro que no deben faltar bajo ninguna circunstancia es el ejercicio físico.
Cuando un perro no se ejercita, sucede igual que con los seres humanos.

El perro se engorda, sufre depresión, se vuelve agresivo, puede sufrir de artritis u otros problemas cardíacos.

cuidado de un perro ejercicio en perros

Para brindar mejores cuidados de un perro, se recomienda que estos puedan ejercitarse entre 30 a 60 minutos diarios. Un pequeño paseo o una visita al parque de perros puede bastar para que tu mascota esté saludable.

Un paseo con correa en tu vecindario puede ser suficiente para gastar un poco las energías de tu perro. Si tu perro tiene la posibilidad de socializar con otros perros será mucho mejor.

En caso de que el clima esté demasiado caliente o muy frío, es recomendable que tu mascota se quede en casa. No obstante, necesitas ayudarlo a que se distraiga de otra manera.

Para ello puedes conseguir distintos juguetes que ayuden a tu perro a mantener su mente ocupada. Una pelota, frisbee o incluso una soga pueden ser suficientes para que tu perro se sienta mejor.

Por último, tu perro necesita correr. Asegúrate de que el ejercicio le permita realizar este tipo de actividades. Si tú estás muy cansado, una pelota puede ser suficiente para jugar con tu perro.

Ciclo sexual y esterilización de tu perro

Parte importante a considerar con respecto a los cuidados de un perro, es controlar sus ciclos sexuales y esterilizarlo para evitar mayores problemas, tanto para ti como para tu perro.

Quizás te interese leer sobre: Cuidados de una perra recien esterilizada

En los perros, la madurez sexual se alcanza entre los 7 o 9 meses.

Ten en cuenta que las razas de perros pequeños alcanzan la madurez antes que los perros de raza grande.
En las perras, el celo ocurre 2 veces al año, aunque se encuentran casos de perras que tienen entre 1 y 3 ciclos anuales.

En el caso de la duración de su tiempo de celo, este suele variar entre unos pocos días hasta 3 semanas.
Después de su ciclo de celo, el periodo de fertilidad es de 4 a 9 días.

¿Por qué esterilizar a tu perro?

Más allá de solamente evitar que tu perro se reproduzca, la esterilización es una práctica bastante recomendada por diversos factores.

Al esterilizar a tu perro, evitarás tener camadas no deseadas, a los que probablemente no logres encontrarles un hogar.

Esta práctica también mejora la calidad de vida de tu mascota.

Por ejemplo:

  • La esterilización reducirá las peleas por territorio y el marcaje con orina en tu propiedad.
  • Reducirá la agresividad en tus perros con otros de su especie o con otros humanos.
  • Eliminará el celo en tus perros, incluyendo la pérdida de sangre y los casos de embarazo psicológico.
  • En las perras, la esterilización reducirá la incidencia de tumores de mama.
  • Ayudará a prevenir las infecciones uterinas y el cáncer en los testículos.

Por otro lado debes alejar la creencia de que las hembras deben tener al menos un parto para poder ser esterilizada.

Esto simplemente es falso. A ciencia cierta, solamente debes esperar al menos 6 meses para poder esterilizar a tu perro.

Además, aleja la idea de que tu perro al ser esterilizado perderá vitalidad, inteligencia o ganas de jugar. Tu mascota siempre tendrá una vida normal.

Visitas al veterinario

Tu veterinario debe convertirse en tu mejor aliado para brindarle los mejores cuidados a tu perro.

cuidos de un perro visitas al veterinario

Por eso, es importante que obtengas información adecuada sobre cuándo debes visitar al veterinario.
La respuesta lógica es que esto depende mucho de tu perro y de su condición de salud.

No obstante, existen muchos procedimientos para detectar enfermedades en una etapa temprana, lo cual mejoraría la calidad de vida de tu mascota.

Otras enfermedades como la displasia de cadera en perros son de origen genetico, pero suelen ser muy dolorosas para los perros. Detectarla a tiempo podrá hacer la vida de tu perro más fácil.

Los cachorros son los que deberán ir al veterinario de forma frecuente. Esto se hará hasta que terminen su ciclo de desparasitación y otros tratamientos.

Los perros mayores deben visitar al veterinario al menos 2 veces al año. No olvides que anualmente tu perro necesitará ciertas vacunas como la de la rabia.

Ante cualquier otra emergencia, los perros deberán visitar al veterinario inmediatamente.

Resguardar a tu perro contra pulgas y garrapatas

Contra las pulgas y garrapatas te encontrarás 2 tipos de situaciones. Una en que tu perro ya adquirió estos parásitos y la segunda en que aún no lo hace.

Para ambas situaciones, el procedimiento será distinto.

Cuidados de un perro en caso que aún no tenga pulgas:

Para evitar que tu perro tenga pulgas, primero debes asegurarte que en tu casa no existen estos parásitos.
Sorpresivamente, las larvas de las pulgas pueden sobrevivir muchos meses, por lo que repentinamente puedes tener un brote de pulga.

Lo esencial en este caso es que mantengas limpia tu casa. Esto incluye tu jardín y otros lugares como alfombras o cortinas.

A parte de tu casa, también debes mantener limpia las cosas de tu perro, como su cama, casita, comedero, mantas, y demás.
Muchos expertos recomiendan que laves las telas a una temperatura elevada, al igual que limpies tus sofás con vapores.

En el caso de las garrapatas, asegúrate de mantener bien cuidado tu jardín.

No permitas la acumulación de hojas ni hierbas, ya que estos lugares son las principales fuentes de reproducción de garrapatas.

Un corte de pelo también puede ser una solución viable para evitar la aparición de las pulgas. Ya que el pelo corto convierte a tu perro en menos vulnerable ante estas plagas.

Finalmente, compra productos que previenen la aparición de pulgas y garrapatas. Estos pueden ser productos de limpieza o collares antipulgas para tu perro.

Las pipetas suelen ser otros productos que se aplican en la piel de tu perro. A esto se le pueden sumar shampoos, jabones e incluso pastillas.

Cuidados de un perro en caso que ya tenga pulgas o garrapatas

Muchas veces ni aunque tengas el más extremo cuidado podrás evitar la aparición de pulgas.
Por ello, siempre es recomendable saber qué hacer en el caso de que estas aparezcan.
Lo normal es que le des un baño a tu perro con productos que se encargarán de matar las pulgas y garrapatas en su cuerpo.

No obstante, esto no será suficiente si tomamos en cuenta que el perro pudo haber regado más pulgas en toda tu casa.

Lo ideal es que fumigues los diferentes espacios en tu casa. Si tienes más mascotas, deberás revisarlos también.
Muchas personas también optan por usar otro tipo de remedios caseros con el objetivo de eliminar esas plagas. Un ejemplo de esto es la loción preparada con vinagre de manzana y limón.

¿Cómo educar a tu perro?

La educación de tu perro es uno de los elementos más importantes si quieres asegurarle una vida más feliz.
Primero, un perro educado evitará meterse en problemas y te ahorrará largas horas de estrés.

adiestrar a un perro cuidados para tu perro

Los perros son seres de costumbres y rutinas, por lo que es importante que crees patrones de conducta desde el primer día que tengas a tu perro en casa.

Muchas personas sugieren que un perro debe entrenarse a partir de los 4 meses de edad. No obstante, lo ideal es que comiences a adiestrarlo desde el momento en que llega a tu casa.

Con respecto a hacer sus necesidades básicas, los perros se acostumbran a comer a horas específicas. De igual manera, los perros se acostumbran a hacer sus necesidades a ciertas horas.

Los perros son como los bebés. Ellos normalmente comen y dentro de poco tiempo tendrán ganas de ir al baño.

Al saber esto, puedes darle de comer a tu perro, esperar unos minutos para luego ponerle la correa y sacarlo, así el perro puede olfatear otros lugares y hacer sus necesidades.

También puedes esperar unos minutos después de comer para sacarlo al patio al lugar en el que quieres que defeque.

Una vez termines, debes meterlo. De esta manera el perro creará un hábito para hacer sus necesidades en ese lugar.

Cuidados de un perro: ¡Más Consejos!

Tu perro también necesitará aprender a comportarse en todo momento. Por ello, también debes crear más rutinas.

Estas rutinas pueden venir acompañadas con un sistema de premios. Es decir, cada vez que tu perro realice una acción tu le vas a recompensar ya sea con juguetes, comida, o con caricias.

Dale indicaciones claras a tu perro. Por ejemplo, si quieres que obedezca a su nombre, llámalo claramente y haz señales con tus manos. Cuando el perro entienda, le debes recompensar con comida o caricias.

Cuando tengas visitas, no amarres a tu perro en el fondo del patio.

Esto solo creará más ansiedad.

Lo ideal es que recibas a tus visitas con tu perro presente, usando su correa, y que permitas que tu perro olfatee y se familiarice con las nuevas personas.

Para aprender trucos, utiliza el sistema de recompensas. Esto será válido para todo lo que desees enseñarle a tu perro.

Accesorios adecuados para perros

Para que tu perro reciba los mejores cuidados, tú necesitas disponer de los mejores accesorios de mascotas, diseñados especialmente para perros.

Esto no quiere decir que debas comprar todo lo que exista en el mercado por el simple hecho de que es para perros.

A continuación descubrirás la lista de accesorios básicos que necesita tu perro. Tú podrás decidir cuál consideras que necesitas más.

  • Una cama para perros
  • Recipientes para su comida y el agua
  • Juguetes
  • Arnes / correa para sacarlo a pasear
  • Placa de identificación o chip para localizarlo
  • Si viajas mucho, necesitarás un transportín para tu perro
  • Bolsas para limpiar sus heces
  • Shampoo especial

Seguramente encontrarás otros artículos para perros en el mercado, todos tienen una funcionalidad específica.

Lo importante es que trates de brindar los mejores cuidados a tu perro para que este tenga una mejor calidad de vida.

Viajar con un perro

Es probable que te encuentres con muchas situaciones en las que necesites viajar con tu perro. Ya sea por que te vas a mudar o irás de vacaciones.

Normalmente, un perro que no está acostumbrado a viajar sufrirá de mucho estrés y te será muy difícil tranquilizarlo.

Dentro de las situaciones con las que te puedes enfrentar, estarán los viajes en avión o en tu coche.

cuidados para tu perro viajar con un perro

Cuidados de un perro al viajar en avión

Para viajar en avión, necesitas tener toda la documentación necesaria de tu perro. Esto incluye el pasaporte, el certificado de salud con todas sus vacunas y desparasitantes, un microchip, e incluso certificados de salud de parte de un veterinario.

En elportaldelasmascotas.site te recomendamos que veas las reglas de tu aerolínea.

Hay muchas aerolíneas que te permitirán con tu perro en cabina, utilizando un transportin o transportador.
Lo mejor es que investigues las reglas de tu aerolínea antes de viajar, porque hay muchas que piden ciertos documentos o incluso un peso máximo de tu perro.

Ten en cuenta que aparte de tu aerolínea, tendrás que revisar las reglas del país al que viajarás. De esa forma estarás prevenido de los documentos y preguntas que necesitarás.

Antes de viajar con tu perro, visita al veterinario para garantizar el buen estado de salud de tu perro antes del viaje.

Cuidados de un perro al viajar en coche

Viajar con tu perro en coche es, quizás, la forma más cómoda y menos complicada de trasladar a tu perro.
Ahora bien, para evitar accidentes, no dejes a tu perro suelto dentro del vehículo. Es recomendable que lo tengas sujeto o que viaje en su transportín.

Al poner a tu perro en un transportin, colócalo en el suelo debajo del asiento del copiloto. De esta manera tu perro estará más seguro.

En vehículos familiares, normalmente tendrás la opción de colocar una barrera o redes para evitar que el perro cruce a la zona donde viajan el resto de pasajeros.

Algo fundamental al viajar con tu perro en coche es hacer paradas cada cierto tiempo para que tu perro salga del transportin y se relaje.

Hidratalo e incluso dales de comer. Recuerda que muchas veces el calor puede afectar a tus mascotas, lo prudente es que le permitas a tu perro poder relajarse del viaje.

Cuidados de un perro mayor o anciano

La vejez de un perro puede considerarse a partir de los 8 años. Poco a poco su cuerpo comenzará a reducir sus niveles de energía. Caminará menos, comerá menos y se moverá más lento.

Al igual que nosotros los humanos, los cuidados de un perro mayor son especiales. Es en esta etapa en que debes brindar mejores cuidados a tu perro para que esta última etapa sea placentera.

cuidado de perros mayores

Consulta con tu veterinario sobre la mejor dieta que necesita tu perro. Al ser mayores, las necesidades nutricionales cambiarán mucho y serán necesarias para los cuidos de un perro.

Esto incluye que comiences a darle comida para perros seniors, o que incluyas un poco de caldo en su alimento.
Ten en cuenta que tu perro no debe estar con sobrepeso.

Esto simplemente causará más enfermedades. Por eso, uno de los cuidados de un perro mayor a esa edad es el ejercicio. Deberás darle paseos a tu perro que duren al menos 30 minutos diarios.

Al hacerse mayores, tu perro tendrá limitaciones para realizar diversas actividades. Así que debes tener paciencia y ser más considerado.

Como todo anciano, tu perro puede resistirse mucho al cambio.

Trata de no alterar su ambiente, no muevas tan bruscamente tus muebles, ni re ordenes todo de manera tan radical, ya que tu perro se sentirá incómodo.

Te recomendamos que vigiles a tu perro. En muchas ocasiones pueden tener problemas con la memoria. Esto facilita que se pierda o que incluso olvide que está comiendo.

Otro problema es que tu perro puede presentar problemas en su vejiga o sistema digestivo. Utilizar pañales será una buena idea en esta etapa.

Por último, adoptar un cachorro puede ser otra buena idea. Así el nuevo miembro de la familia le puede hacer compañía y ayudarle a tu perro a revitalizarse.

Prepárate, ahora ya sabes como cuidar a un perro

Tu perro se convertirá en tu mejor amigo y te brindará hermosas memorias. Al brindarle los mejores cuidados a tu perro, le estarás obsequiando una mejor calidad de vida.

Muchos de los consejos que compartimos en esta guía te ayudarán a darle una mejor vida a tu perro.
Sin embargo, nunca olvides que los mejores cuidados de un perro es darles amor incondicional.

Antes de adoptar a un perro, piensa si tienes el tiempo y las comodidades para poder darle todo lo mejor. Sé consciente que un perro necesita cuidados, y a cambio él te brindará todo su amor.

4 comentarios en “La Guía Definitiva de cuidados de un perro [Todo lo que debes saber]”

  1. Pingback: Causas comunes de flatulencias en perros

  2. Pingback: El cuidado de perros mayores: Lo que necesitas saber ¡Ya!

  3. Pingback: 🆓 Displasia de cadera en perros: Todo lo que debes saber

  4. Pingback: Guía de cuidados de una perra esterilizada

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

subir al inicio