Displasia de cadera en perros

Displasia de cadera en perros: Causas, Síntomas y Cuidados

La displasia de cadera en perros es una condición que puede reducir drásticamente la calidad de vida de un perro y es dolorosa de observar para los dueños.

La buena noticia es que asumir las responsabilidades de un perro y educarse a sí mismo sobre las posibles condiciones de salud, como la displasia de la cadera, puede ayudar mucho a mantener a tu perro cómodo.

Y de esa manera prolongar la vida de tu perro ya sea un cachorro o un perro anciano.

¿Qué es la displasia de cadera canina?

La displasia de cadera canina es una condición esquelética común, más común en perros de raza grande o gigante, aunque también puede ocurrir en razas más pequeñas.

Para entender cómo funciona la enfermedad, los propietarios primero deben comprender la anatomía básica de la articulación de la cadera.

La articulación de la cadera funciona como una bola y una cavidad. En los perros con displasia de cadera, la rótula no encaja o no se desarrolla adecuadamente, frotando y moliendo en lugar de deslizarse suavemente.

Esto provoca un deterioro con el tiempo y una eventual pérdida de función de la propia articulación.

Causas de la displasia de cadera en perros

displasia de cadera en caninos perros

Factores como el índice de crecimiento excesivo, los tipos de ejercicio y el peso y la nutrición inadecuados pueden magnificar esta predisposición genética.

La displasia de cadera en perros, una enfermedad esquelética común, se produce cuando las articulaciones de la cadera de un perro no se desarrollan correctamente, permitiendo que las caderas se disloquen parcialmente.

Para un perro al que se le diagnostica esta enfermedad, puede significar cualquier cosa, desde un desgaste doloroso hasta una dificultad extrema para moverse.

Si te preguntas ¿Qué causa la displasia de cadera en perros? Acá te lo explicamos.

La displasia de cadera en perros tiende a aparecer en las razas de perros más grandes como los Gran Daneses, los San Bernardos, los Labradores, los Golden Retrievers, los Pastores Alemanes. Pero los perros de todos los tamaños y razas son susceptibles.

También hay algunos factores ambientales que causan o empeoran la condición:

  • El rápido aumento de peso y la obesidad, que ejerce una presión excesiva sobre las articulaciones.
  • Factores nutricionales
  • Masa muscular pélvica

Síntomas de Displasia de Cadera en Perros

Algunos perros empiezan a mostrar signos de displasia de cadera cuando tienen tan sólo cuatro meses de edad, mientras que otros perros la desarrollan junto con la osteoartritis a medida que envejecen.

En ambos casos, hay bastantes síntomas asociados con la displasia de cadera en perros con los que los propietarios de perros de razas más grandes deberían estar familiarizados.

Estos síntomas pueden variar dependiendo de la gravedad de la enfermedad, el nivel de inflamación, el grado de aflojamiento de la articulación y el tiempo que el perro haya sufrido de displasia de cadera.

Algunos de estos síntomas son:

  • Disminución de la actividad
  • Disminución del rango de movimiento
  • Dificultad o renuencia para subir, saltar, correr o subir escaleras
  • Cojera en la parte posterior
  • Soltura en la articulación
  • Postura estrecha
  • Balanceo
  • Rejilla en la articulación durante el movimiento
  • Pérdida de la masa muscular del muslo
  • Notable aumento de los músculos del hombro, ya que compensan el extremo posterior
  • Dolor
  • Rigidez

Prevención, Tratamiento y Manejo

tratamiento displasia de cadera en perros

La mala noticia es que por lo general no hay manera de prevenir la displasia de cadera porque casi siempre es hereditaria.

La buena noticia es que hay un montón de opciones y cuidados de un perro cuando se trata de tratamiento y manejo.

Hay varias opciones quirúrgicas, generalmente reservadas para cuando la condición es severa, incluyendo el reemplazo total de cadera.

Sin embargo, para muchos perros, la combinación de una dieta saludable, suplementos para las articulaciones, medicamentos antiinflamatorios, el mantenimiento de un peso normal y el tipo de ejercicio adecuado puede hacer maravillas para la displasia de cadera.

Opción de cirugía

Existen algunas opciones quirúrgicas disponibles para el tratamiento de la displasia de cadera canina, incluyendo un reemplazo de cadera completo.

Sin embargo, también hay algunas opciones mejores.

Por ejemplo, una combinación de una dieta saludable, el mantenimiento de un peso normal, ejercicio, masajes, áreas de sueño cálidas y secas, suplementos para las articulaciones y, potencialmente, medicamentos veterinarios recetados para aliviar el dolor pueden ayudar a controlar la afección.

Terapia de Células Madre

Uno de los tratamientos más innovadores y prometedores para la displasia de cadera es la terapia de células madre caninas.

Las células madre tienen la capacidad de desarrollarse en uno de los muchos tipos diferentes de células, incluyendo células de la piel, músculos, nervios, huesos, tendones o ligamentos, y luego reemplazan las células que están dañadas o muertas.

La terapia de células madre, que contiene millones de estas células, renueva y repara los tejidos en el área afectada por la displasia de cadera.

Esta es todavía una opción de tratamiento relativamente nueva para la displasia de cadera en perros, pero se han visto muchos casos exitosos, y en el futuro cercano, vendrán muchos más estudios de casos.

También hay algunas cosas que pueden ayudar a controlar la condición de la displasia de cadera canina, como una dieta adecuada y ejercicio moderado:

Dieta adecuada

El peso es realmente importante cuando se trata de las caderas de su perro.

El peso extra puede añadir estrés a las articulaciones de la cadera, así que asegúrate de que tu perro siga una dieta saludable, especialmente si tu amigo es un perro de raza grande.

Puede consultar con su veterinario sobre la dieta adecuada para su perro.

Ejercicio moderado

No olvides preguntarle al veterinario de tu perro sobre un buen programa de ejercicio.

Caminar y correr moderadamente puede ayudar a fortalecer los músculos alrededor de la articulación del perro.

Tu veterinario podría recomendarte que intentes dar dos paseos de 20 minutos cada día, asegurándose de que deja que su perro marque el ritmo.

Es muy importante evitar los saltos o las carreras de larga distancia.

Considera la posibilidad de dejar que tu perro haga ejercicio de natación, si tienes esta posibilidad.

La natación es excelente para los músculos que rodean sus articulaciones.

No olvides brindarle mucho amor a tu perro

Aunque tu mejor amigo sea diagnosticado con displasia de cadera en perros, tú puedes brindarle una excelente vida.

Existen muchas opciones, tratamientos y procedimientos que podrían hacer más fácil la vida de tu perro, tuya y de tu familia.

Al final, solamente debes recordar que necesitas brindarle mucho amor a tu mejor amigo canino.

 

2 comentarios en “Displasia de cadera en perros: Causas, Síntomas y Cuidados”

  1. Pingback: 🐶 La Guía Definitiva de Cuidados de un Perro [2020] 🐕

  2. Pingback: 🐶 8 tips sobre cómo escoger una mascota ideal para tu hogar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

subir al inicio